viernes, 13 de junio de 2008

CARTA DE AMOR A UN SAY-SAY



















Tengo tanto que decirte y a la vez no puedo decirte nada,
esto es incomprensible, una de las reacciones humanas,
aunque he de reconocer que en el amor hay muchas cosas extrañas,
fíjate si es así, que aun no sé si te marchaste o sigues aquí...
No sé que soy para ti, no sé si me olvidaste, no sé si supiste ver lo que te daba,
quizás no lo necesitabas, quizás estaba de más.
Pero sabes… Estoy aprendiendo a vivir sin ti, es mi nuevo reto,
no sé cómo, ni cuando lo conseguiré, pero sé que puedo hacerlo,
guardé todo el amor que siento por ti en una caja de cartón con tulipanes dibujados,
te voy sacando de ella de a poquitos, cuesta abrirla...
Más un día solo quedará en ella un álbum que rellenaré de buenos momentos,
seré coleccionista de recuerdos bellos...
Una vez fui muy valiente y decidí ser Amante del verbo Amar,
difícil decisión, osada palabra no tomada a la ligera,
hay que estar muy cuerdo para poder usarla.
Hoy te propongo un nuevo pacto,
diferente al que hicimos un día ya olvidado,
dejaremos de ser Amantes del verbo Amar por ser Amigos del verbo Querer,
cambiaremos pasiones por complicidad, deseos por amistad incondicional,
desnudaremos el alma pero jamás nuestros cuerpos...
Ya no habrá sofá imaginario donde paralizábamos el mundo de de los sueños.
Aunque pienso que esta bonita historia de amor es como un puzle incompleto,
un libro sin final, una acuarela sin colores...
Nos falto tiempo para jugar al amor, nos falto poder amarnos,
nunca sabré como son tus brazos, como es tu pecho o dormir en tu regazo,
saborear unos besos apasionados por el roce de unos cuerpos, bajo una sábana blanca,
mientras me pierdo en tu mirada ,
con el abrazo intenso que te eleva a una dimensión soñada,
tocar el cielo con las puntas de los dedos, sentir alas en el alma,
levitar en el deseo de una pasión desenfrenada,
decir un te quiero e iluminar tu cara; todo eso nos falto,
mas no hay ninguna tristeza en mí,
me quedo con el recuerdo del calor de un beso y unas manos enlazas,
con la letra de una canción de amor que una vez me fue dedicada,
melodía tarareada en mis mañanas soleadas.
Ya lo ves, todo tiene un principio y una fecha de caducidad,
nadie puede asegurar amar eternamente.
Gracias por lo bueno que me distes,
de lo malo no me acuerdo para nada,
gracias por convertirme en princesa por una larga temporada,
y sabes... Aun sigo sin saber que es una pasada...

Elwimg

4 comentarios:

Anónimo dijo...

mary dijo...
no cabe duda que esta carta es una pasada,solo te dire que me encanta
y sobran las palabras.

Anónimo dijo...

marisevis dijo...
Me ha gustado mucho,
que quede en el aire si es:
Imaginación
Verdad
Fantasía
ó Realidad

Anónimo dijo...

Lito dijo...
nunca el amor se ha vestido con un traje tan bello.
Lo encuentro tan hermoso que me invade la envidia por no ser yo el Say-say.

Gabriel dijo...

A dónde puede ir el amor y más todavía si este no se consumó?
El ser amigos de por si es aun más difícil, se completará plenamente y si no qué sucederá con el cariño que se guarda?
Dicen que todo lo destruye la distancia pero también cuando ésta no se da todo lo desbarata. Puede hacer tanto mal la una como la otra...
Al igual que tú, me quedo con los mejores momentos y los malos los descarto. Al final, toda historia parece ser buena y la nostalgia queda, quedan igual las canciones, los aromas... y un suspiro largo intentando pronunciar su acariciado nombre.

Bellísimo como lo escribes
Un abrazo!