lunes, 16 de junio de 2008

REFLEXIONES DE UNA EDAD

Llegó mis cumpleaños,
aunque cumplir es un halago de la vida,
me puede Doña Coquetería,
mas pienso que es mi cuerpo el que cumple,
pues me miro en el espejo ,
y quedan rasgos de un pasado,
mis pecas aun delatan,
esa niñez lejana que una vez estuvo en mi,
creo que son mis ganas por vivir,
las que se niegan a admitir la edad que hoy me llega,
¿o sera mi fantasía? que hace vigencia en mi...
pero digo, yo pregunto ...
¿que edad es la de fuera?
¿que edad es la de dentro?
Yo no creo en las edades...
Cada alma es diferente,
instalada en un cuerpo,
que rige un solo corazón,
ilusiones ambulantesde,
la vida expectantes,
pues en ella están los sueños,
los deseos y anhelos,
aferrados a cada instante,
esperando una señal,
en que se puedan realizar,
soñadora que siempre sueña que es posible soñar,
niña grande que sonríe a la vida,
con la sonrisa tatuada a unos labios,
con la sensibilidad tatuada a una piel...

Elwimg

1 comentario:

desvanecerse dijo...

Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario.
Arthur Schopenhauer (1788-1860) Filósofo alemán.
Besotes