miércoles, 23 de julio de 2008

DESDE MI VENTANA


Desde mi ventana vi los colores del viento,
nubes de formas caprichosas
cual algodón de blanco inmaculado,
le cedí al tiempo libertad,
guarde la calma bajo llave,
dí riendas sueltas a mis ansias de vivir
con la ley de mi corazón al mando.
Y me dejé llevar...

Me sumergí en mares de azules semejantes
seducida por sus olas de espuma burbujeante con aroma a sal,
caminé descalza por la fina arena
dulce tacto que tapiza y acaricia a la vez,
consentí al Sol que con sus cálidos rayos
dorase mi piel a su merced,
me perdí en la suave brisa del atardecer.
Y me dejé llevar...

Jugué a soñar despierta,
hechizante delirio de tranquilidad
alumbrada por la magia de la luna llena,
querubines del silencio
que despiertan todos los sentidos de mi ser,
mi mundo dejó de girar
para bailar la danza de las estrellas.
...Desde mi ventana.

Y me dejé llevar...

Elwimg

1 comentario:

desvanecerse dijo...

Los sonidos caminan a través de las palabras, con los sentidos alborotados por lo que nos hacen sentir al seguirlas.
Bonita de veras.