lunes, 12 de enero de 2009

LAGRIMAS

El sueño que se desvanece
cuando el corazón duele tanto que hasta cuesta respirar,
la magia de mi alma está gastada de mendigar a la alegría,
invisible ante mis ojos busca un lugar donde llorar,
lágrimas silenciosas cuando hieren demasiado,
lágrimas que susurran soledad,
van gimiendo con las alas recortadas
escondidas en la más bella melodía,
lágrimas que ciegan los códigos del alma,
gota húmeda que nubla la mirada,
sonrisa del amor camuflada en llanto
desnudando el gesto más sincero,
lágrimas de lluvia y aguacero,
lágrimas tatuadas en mi piel...

Elwimg


7 comentarios:

Desvanecerse dijo...

La lluvia de los ojos me habla de tristezas, pero tambien baña de alegrias cuando sentimos derramarnos en lágrimas por el amor que buscamos por la vida.
Poesía
Besotes

Anónimo dijo...

ME ARRODILLO ANTE TI

Hoy yo camino pero lo hago sin sentido
Lo tengo todo pero existe ese vacío
Hoy sigo vivo pero sé que me hace falta
Algo en mi vida para que mi alma sea salva.

Veo tanta gente que te aclaman y son tan feliz
Y es que yo siento que ya es hora de entregarme a ti
Y lo más que me alegra que tu estás aquí
Si te llamo yo te siento y me haces sonreir.

Hoy, me arrodillo ante ti
Y te doy las gracias porque siempre estás aquí,
Me arrodillo ante ti
Porque sé que eres tú, la razón de mi vivir.

Me arrodillo ante ti
Y te doy las gracias porque siempre respondí,
Hoy me arrodillo ante ti
Porque tú eres la luz, la luz de mi existir.
Yo soy tu Dios y siempre te eh amado
Y tus errores hace mucho eh perdonado,
Estoy contigo cuando tú te debilitas
Sé que tu corazón a mí me necesita.

Extraño tomarte con la gente que hago feliz
Deseo que decidas ya estar junto a mí,
Estoy contento porque sabes que estoy ahí
Que cuando llamas te respondo y te hago sonreír.

Hoy, me arrodillo ante ti
Y te doy las gracias porque siempre estás aquí,
Me arrodillo ante ti
Porque sé que eres tú, la razón de mi vivir.

Me arrodillo ante ti
Y te doy las gracias porque siempre respondí,
Hoy me arrodillo ante ti
Porque tú eres la luz, la luz de mi existir.

Yo soy tu Dios y te he guardado
Estoy contigo en el camino,
Eso lo sé y estoy claro
Pero se que te eh fallado.

Yo soy el pecador, lleno de dolor
Perdóname por favor...
Soy tu perdón ahora, tu salvador
Y para ti tengo amor.

Hoy, me arrodillo ante ti
Y te doy las gracias porque siempre estás aquí,
Me arrodillo ante ti
Porque sé que eres tú la razón de mi vivir.

Hoy, Me arrodillo ante ti
Y te doy las gracias porque siempre respondí,
Hoy me arrodillo ante ti
Porque tú eres la luz, la luz de mi existir.

Aire dijo...

Las lagrimas a veces son caricias del alma...
Bellisima.

Gabriel dijo...

Una lágrima que seca en la mejilla
sin encontrar otra para compartirla
que deja surcos en la piel de tanto por ella recorrer y que enturbia la mirada del recuerdo que no se deja ver, cortando el vuelo de las almas que nada debiera detener
Aun con todo lo que traigan, esas lágrimas, te harán crecer...

Me gusta tu poema y me inspira
Un abrazo!

Suri, l'apprendista dijo...

¿Será verdad...?

"La magia de mi alma está gastada de mendigar a la alegría"

Yo diría que la magia de tu alma, amiga mía, es la alegría. Porque la alegría es para el alma como el verdín para la piedra: indisolubles.

Y tal vez cueste a veces encontrarla (como si se escondiera en el fondo de un viejo arcón) pero siempre está ahí.

Gracias por tu preciosa poesía.

Lhunna dijo...

Las lágrimas,eterna fuente de
la que bebe la vida.
Preciosamente triste.
Besazo

Nelson Diaz dijo...

Lagrimas... Te sigo leyendo, con cariño y admiración, y pienso: las lagrimas como la lluvia, tienen un poder, crear las condiciones necesarias, para un maravilloso reverdecer...